fbpx

¿VIVIR ALEGRE es fruto de una DECISIÓN?

Preguntas para autobservarme y aprender de mí.

Contribución de Isabel Hernández Negrín de Las Palmas de Gran Canaria, España

Cuando nos sentimos mal, esa sensación nos invade y nos arrastra. Ya sea que nos sintamos tristes, enojados o decepcionados, resulta difícil salir de ahí. Es lo más habitual. Puede que hasta nos moleste que alguien no entienda lo abatidos que estamos. No somos capaces de pensar que haya otra forma de vivir esa circunstancia.

Pero sí la hay. Todo empieza por observar lo que sucede en nuestro interior: lo que creo, interpreto, supongo, pienso y siento. Cada observación honesta de esas facetas de nuestro mundo interior me devolverá alegría, fuerza y confianza. Cada observación es fruto de tu decisión de hacerla. Por eso y, sin más vueltas, puedo asegurarte que la alegría es fruto de lo que decides de forma consciente y honesta. Es fruto de tu decisión de conocer y comprender lo que hay dentro de ti. Es fruto de tu decisión de no alimentar ideas o creencias desajustadas de la realidad.

Recuerda, si te dejas llevar por el malestar… también es una decisión.  Tu siempre decides.