fbpx

#Preguntas para #autobservarme y #aprender de mí.

¿Te reafirmas constantemente en tus creencias o en la búsqueda de lo nuevo?

Comentario de José Parés Pérez. Concepción, Chile

Preguntas cómo está son las que nos mantienen despiertos. Hemos nacido, la gran mayoría de nosotros, en familias que mantienen tradiciones religiosas aunque no necesariamente sean fieles y estrictos seguidores de esas creencias. Aunque también los hay, por supuesto, casos en que no se transige y se deben seguir, sin demasiadas preguntas, las creencias de los mayores.

Es un hecho que, gracias al avance de las ciencias y al mayor conocimiento del universo al que pertenecemos, las creencias pierden permanentemente adeptos puesto que sus enseñanzas contradicen o, al menos obstaculizan, los nuevos conocimientos. Por otra parte, la pérdida de credibilidad ha prendido en mucha gente porque los representantes de las creencias exigían lo que no cumplían.

El temor nos lleva habitualmente a creer que somos trascendentes. La incerteza nos produce el saber que esto que somos es todo lo que seremos. Por mucho tiempo, supuestamente para lograr un buen comportamiento por parte nuestra, se nos prometió castigos o premio según nuestros actos. Todo esto hace que seamos generalmente reticentes a observar abiertamente los descubrimientos de la ciencia y a adquirir sabiduría del conocernos a nosotros mismos. Las creencias eran buenas cuando parecía que nos quitaban los temores por nuestra ignorancia.

Está a la vista nuestra que la vida, en cualquiera de sus formas, es lo más maravilloso que nunca tendremos. Está a nuestra vista que somos lo que experimentamos en el momento presente. Está a nuestra vista que ser felices en esta vida depende exclusivamente de cada uno de nosotros. Está a nuestra vista que nuestras creencias, identificaciones, títulos, riqueza, poder no nos pueden producir felicidad. Está a nuestra vista que no importa el poder que tengamos ya que nunca dejaremos de ser víctimas de nuestros deseos.

Estos asuntos y muchos otros constituyen lo nuevo que debemos descubrir y todo ello está ya con nosotros, sólo tenemos que descubrirlo poniéndonos atención intencionadamente.

Somos seres sólo parcialmente conscientes. Las creencias nos han mantenido dormidos. Despertar es poner atención a lo que realmente eres, una maravillosa manifestación del universo que nos cobija temporalmente.