fbpx

Preguntas para autobservarme y aprender de mí.

Comentario de José Parés Pérez. Concepción, Chile

 

El sólo observar lo que sea sin enjuiciar lo que percibo ya es un desafío para nuestra actitud habitual en la vida. Tenemos siempre presente una actitud de crítica de todo aquello que no nos parece de nuestro gusto. E incluso en lo que nos agrada, encontramos detalles que no están bien a nuestro juicio.

 

Nos resulta muy extraño observar que nos sentimos emocionalmente unidos con lo que percibimos. Muchas veces nos sentimos así, emocionalmente enriquecidos por lo que percibimos. Sin embargo, solemos desperdiciar la posibilidad de darnos cuenta cómo nos estamos sintiendo. Disfrutamos paz y plenitud sintiéndonos como parte de toda esa realidad pero sólo si tomamos consciencia de que eso está sucediendo.

 

Si nos pusiéramos atención a lo que vivimos constantemente, aumentarían enormemente las posibilidades de disfrutar de la realidad que nos toca vivir. La atención al presente te permitirá darte cuenta de tu actitud crítica ante lo que percibes y es probable que aceptes los hechos como son. ¿Qué sentido tendría el que no los aceptaras si nada puedes hacer para cambiarlos?

Incluso, en el evento de que no te agrade lo que percibes pero tu actitud no es crítica sino aceptadora de la realidad percibida, te has ahorrado la negatividad del juicio sin sacrificar tu paz. Estás presente en ti y en sosiego y tienes una alta probabilidad de intercambiar amistosas referencias sobre lo que percibes con tus relaciones.

 

La diferencia en la actitud con que enfrentamos nuestra vida cambia brutalmente si estás presente en tu vida o estás ausente de ella. Sólo si estás atento a lo que vives en el momento presente, estás presente en tu vida. Y en esas condiciones nada te puede sacar de tu paz y de vivir emocionalmente unido con la belleza de la vida. Sólo tú sales de ello si te distraes de la vida.

A %d blogueros les gusta esto: