Preguntas para autobservarme y aprender de mí.

Comentario de José Parés Pérez. Concepción, Chile

 

Vivir divagando es más frecuente de lo que puede Ud. estar pensando. Si estás preocupado por algún asunto que pudiera ocurrir en tu futuro cercano o lejano estás permanentemente pensando en ello. Al igual que cuando recuerdas frecuentemente algo de tu pasado que te molesta. Con frecuencia tus pensamientos te llevan a ese tiempo pasado ya totalmente inexistente. En ambos casos estás dejando que un tiempo imaginario ocupe tu tiempo presente y tu vida pasa sin que tú le prestes la más mínima atención.

 

Que te lo pases pensando en asuntos que no corresponden a tu presente podría quizá no parecerte algo importante. Quizá creas que se trata sólo de una pérdida de tiempo, pero no es así. Si te pudieras poner atención en esos momentos en que divagas, cosa que no puedes hacer porque estás absorto en tu divagación, te darías cuenta que no sólo estás pensando en lo que te preocupa sino que además no estás disfrutando de tu vida, estás soportando tensión y malestar que pueden alterar tu equilibrio físico y mental. Sabes de sobra que la vida bajo presión no es saludable para nadie.

 

Si eres una persona con tendencia a preocuparse – ocuparse de asuntos que no son presente – sería muy conveniente que te interesaras por aprender a poner atención a tu presente – lo que tienes entre manos en este momento. Eso no sólo parará tu inclinación a divagar sino que te hará posible que disfrutes del momento presente de tu vida. Si no puedes disfrutar de tu presente, no puedes decir que estás realmente viviendo.

A %d blogueros les gusta esto: