fbpx

Preguntas para autobservarme y aprender de mí.
Comentario de José Parés Pérez. Concepción, Chile

 

En la vida no siempre las cosas se dan como a mi me habría gustado que se dieran. Es posible que te hayas dado cuenta que no eres como a ti te habría gustado ser lo que te produce reacciones de rechazo de ti mismo. Con cierta frecuencia reaccionas de forma airada ante lo que te hacen o ante lo que te ha sucedido. En estos casos y muchos otros similares, tus reacciones demuestran que te estás engañándo a ti mismo porque no te aceptas como eres o no aceptas las situaciones como se te presentan.

 

Si no te aceptas como eres empiezas a vivir fuera de ti; tu vida se torna una búsqueda permanente de algo que no eres. Cuando rechazas las condiciones en que suceden las situaciones ante ti, culpas a los demás porque lo que percibes no te agrada.

 

Siempre serás el centro de tu vida, pero la vida puede no ser como te gustaría. Te mientes a ti mismo si crees que rechazando lo que te desagrada, imitando a los que admiras, despreciando a los que no te atienden o no se amoldan a tus gustos, etc. Mentirte de esa manera empobrece tu vida. No es una vida en armonía ni coherente.

 

No te das oportunidad alguna de vivir tu propia vida. Tu crecimiento como persona debe estar necesariamente sustentado sobre tu realidad. Una vida rodeada permanentemente de conflictos es una pobre vida.

A %d blogueros les gusta esto: