fbpx

¿Eres el ÚNICO RESPONSABLE de tu SUFRIMIENTO?

Contribución de Isabel Hernández Negrin de Las Palmas de Gran Canaria, España 

¿Alguien recuerda a qué llamamos sufrimiento?  No es, por cierto, un dolor físico o un dolor emocional básico como una pérdida de un ser querido, o algún otro tipo de shock.

Nos referimos con sufrimiento al malestar causado por interpretaciones que hacemos de los hechos sucedidos. 

Si bien no puedo cambiar el dolor que mencionamos antes, hay otro malestar que sí podemos cambiar. Ante cualquier hecho, ¿reaccionamos de forma neutra? ¿No haces juicios o suposiciones sobre lo sucedido?  Imagina que cayó una maceta desde un piso alto justo 2 metros delante de ti. No reaccionar con juicios sería algo así como decir: “Oh que sorpresa siento, mi flujo sanguíneo ha aumentado, mi corazón late a mil, estoy temblando!”  Claro que nuestra reacción suele ser más parecida a: “ ¡Aaaah! Qué es esto!! Una maceta casi me parte en dos. Me podía haber matado! La gente es irresponsable, mira que poner macetas en esos bordes de ventanas sin protección! No piensan en nadie más que en ellos. Les voy a poner una denuncia!”  

En el primer caso hay una descripción de los hechos sucedidos, ¿y en la segunda?  ¿No está, acaso, mezclada la descripción con mi interpretación de los hechos? ¿No estoy interpretando como irresponsables y egoístas a esa gente que quizás ni conozco? 

¿Cómo me deja el cuerpo el primer tipo de reacción y cómo quedo con el otro? Ponte en la situación como si fuera real. ¿Cuál de las reacciones durará más en tu cuerpo?  ¿La que describe o la que interpreta?

Este es un ejemplo sencillo y sin muchas consecuencias, pero nuestro día a día está lleno de interpretaciones y muy huérfano de descripciones. Y muchas  interpretaciones nos dejan mal cuerpo (por ejemplo: si interpretamos que no nos quieren, no nos valoran, no nos aprecian, no tenemos inteligencia, o no tenemos relaciones porque somos feos, bajos, tímidos, etc, etc). Las interpretaciones las hacemos nosotros, nadie más.  Podemos estar equivocados y, aun así, sufrir por ellas.  Cuidado con las interpretaciones. Siempre es más saludable DESCRIBIR.  El sufrimiento proviene de las interpretaciones que hacemos. Así que antes de darle importancia a una interpretación que hagas, date el beneficio de la duda y respira. La mayoría son poco fiables, así que puedes dejarla pasar tranquilamente. Aprende que tú puedes y debes observar y decidir firmemente sobre tus propios juicios, suposiciones o interpretaciones. Descarta todo lo que no se sostenga o sea un juicio que solo has hecho para sentirte mejor.  Nuestros juicios son demasiado rápidos para ser todos ciertos!! No sufras por ellos.  Eres la única persona responsable de tus interpretaciones. Obsérvalas y decide… es más sano para ti y para los que viven a tu alrededor.