fbpx

¿Cuándo experimento mi presencia?

Contribución de José Parés Pérez, Concepción, Chile. 

La naturaleza no se nos ha manifestado aún completamente a todos nosotros. Somos muchos los que no hemos aprendido a disfrutar nuestra vida. No sabemos con claridad de qué forma debemos vivir para que este corto paso que damos por la vida, nos resulte agradable en su cometido de mituplicarnos para crecer.

 

He descubierto, porque puse oídos a la gente que me pareció auténtica y feliz, que debemos vivir en nuestra presencia. No lo hacemos aunque creemos que si. Nuestra mente distraída nos saca de la vida del cuerpo.

 

El cuerpo puede ver, comer, caminar, oír, etc., pero sin sentir. Vivimos ausentes de las posibilidades de armonía, coherencia y sosiego. Por ello el mundo es guerras, desigualdad, destrucción absurda y violencia. Un mundo manejado por creencias religiosas o políticas esclavas del dinero.

 

La presencia es sentir atentamente lo que vivimos, conscientes de lo que significa para la vida lo que hacemos; en la consciencia de lo que nos indica la observación de la realidad que somos. Vivir presente significa vivir la realidad, no las creencias. La vida es aquí y ahora.