fbpx

¿Vivir divagando oculta la paz y la belleza de mi vida?

Preguntas para autobservarme y aprender de mí.

Comentario de José Parés Pérez. Concepción, Chile

 ¿Se ha preguntado alguna vez qué objetivo tiene o puede tener el pensamiento divagante? Es innegable que usamos voluntariamente o caemos distraídamente en la divagación con mucha frecuencia. No le aporta beneficio alguno y, es más, dependiendo del tema sobre el que está divagando, puede producirle severo daño.

Pero, si todo eso no fuera suficiente, lo más grave es que nos saca de nuestra vida presente. Confío en que ya se ha informado que vivir fuera de nuestra propia vida es la fuente de la mayor parte de nuestro sufrimiento, de nuestras enfermedades, de una vida triste y sin sentido. Vivir fuera de nuestra presencia no es vivir.

Le basta unas sencillas prácticas que nos muestran lo que es vivir en nuestra presencia para que comprenda de inmediato lo que se está perdiendo con vivir ausente. Son dos condiciones absolutamente diferentes. A poco de iniciar su práctica de la vida atenta notará que nada de lo que afronta merece su distracción ya que cuando está atendiendo al presente y experimenta armonía, coherencia y sosiego. Su balance permanente de lo que su atención le informa le permite permanecer en el estado que se encuentra sin reaccionar como antes frente a lo que le desagradaba, dolía, enojaba, deseaba, etc. Su vida es ahora, siente la paz y la alegría de la vida.

Cuando vive divagando ya sabe lo que se pierde: la  paz y la alegría de la vida. Así como es relativamente fácil perderlas por sus reacciones ante la realidad de la vida, lo es también lograrlas mediante la práctica de su atención al momento presente.

Si la divagación es lo que cree Ud. le está privando de vivir su vida, cámbiela por ejercicios simples de poner atención a lo que siente. Deje de pensar cuando puede hacerlo y dedique unos minutos a sentir su respiración, su cuerpo, lo que oye, lo que ve, lo que come, las caricias a sus hijos, etc. Tiene miles de oportunidades para cambiar su vida en este momento.