fbpx

Preguntas para autobservarme y aprender de mí.

Comentario de José Parés Pérez. Concepción, Chile

 

Disponemos de una capacidad increíble para encontrar o inventar formas de distraernos de nuestra vida. No hablo de dejar de vivir, sino de dejar de vivir lo que la vida es.

Se preguntará ¿acaso la vida no es lo que todos vivimos? No. La vida es lo que Ud. vive.

Lo que quiero hacer resaltar es que Ud. tiene la capacidad de hacer de su vida lo que quiera. La vida no se construye en algún periodo de ella. La vida se construye instante a instante y también se puede desperdiciar de la misma forma.

Tenemos la increíble capacidad de vivir la vida de que vamos a disponer sin poner el más mínimo interés en darnos cuenta de lo que vivimos. Biológicamente disponemos de todo  lo necesario para que esta vida que tenemos transcurra sin nuestra participación. Podemos, ya sea que nos lo propongamos o no, una vida fuera de nuestra vida. Nos podemos distraer completamente de nuestras capacidades de pensar, sentir y hacer y la vida se vivirá. Sin embargo, nosotros no estaremos en ella.  Si aceptamos vivir distraídos de la vida, nos exiliamos de ella. El desastre consecuente está garantizado.

La vida es un regalo para vivirlo y todos los eventos interiores y exteriores a lo que somos requieren de nuestra atención intencionada tan frecuente como nos sea posible; camino único para estar presentes en la vida.