fbpx

¿Tras los sentimientos de FRUSTRACIÓN se esconde la RESISTENCIA a no aceptarme tal cual soy?

Contribución de Isabel Hernández Negrin de Las Palmas de Gran Canaria, España

¿Qué sucede cuando he puesto grandes expectativas en algo que no se produce?  Me frustro, decimos. En realidad las que se frustran son las expectativas. Yo me decepciono, me enfado, me resisto a la realidad, culpo a cualquier circunstancia de ese fracaso.  Pero no me fijo en mí.

¿La responsabilidad de lo que siento está fuera de mí o está en mí? ¿No fui yo quien creyó sin ninguna duda que las cosas debían salir como yo imaginaba o me convenía?

¿No actuamos a veces como niños demasiado ingenuos o egocéntricos, creyendo que el mundo gira a nuestro alrededor?  Si nos resistimos a aceptar lo que hay, lo que no se cumplió, lo que no logré, entonces sobreviene el disgusto y ,a veces, disgustos desmesurados.

Como dicen en Cuba cuando algo no sale: “Lo que sucede conviene”. Déjate llenar por esa experiencia de aceptar que las expectativas son fabricadas por nuestra mente y puede que la realidad no pueda ir en esa dirección. Sólo tienes que observar-te!