fbpx

Preguntas para autobservarme y aprender de mí.

Comentario de José Parés Pérez. Concepción, Chile

 

Siempre vas a ser responsable de tus pensamientos. Los pensamientos son una actividad mental que está completamente bajo nuestro dominio. Es cierto que es tremendamente difícil lograr detener completamente la actividad de nuestro sistema nervioso. Pero los pensamientos, la actividad más desarrollada de nuestro sistema nervioso, requieren de elementos que involucran nuestra atención intencionada o nuestro aporte no consciente de memoria para perdurar.

 

Siempre va a ser posible, si nos lo proponemos, detener los pensamientos que deseamos detener. Quizá no seamos capaces de detener totalmente nuestros pensamientos por falta de práctica para ello, pero no cabe duda que soy responsable de lo que piense.

 

De perogrullo que no podemos culpar a los demás de los pensamientos que se nos generan sobre ellos. El único responsable de mis pensamientos soy yo mismo. El que algo que percibo no me agrade y genere pensamientos relativos a ello, cosa que nos es completamente habitual en el diario vivir, no me libera de la responsabilidad sobre mis propios pensamientos.

 

Lo más grave de esta realidad es que no nos hace mal el observar los hechos de los demás. Lo que nos daña son los pensamientos que generamos sobre esos hechos. Con ese alimento para nosotros mismos y para los que saben de nuestros pensamientos, estamos dañando a nosotros mismos y a los demás por algo que está solamente en nuestra mente, toda vez que los hechos no son lo que yo piense sobre ellos.

 

Vivir atento a la vida pasa por darnos cuenta que la realidad no es lo que yo pienso de ella.

A %d blogueros les gusta esto: