fbpx

#Preguntas para #autobservarme y #aprender de mí.

La #Atención al #Presente

¿No se trata de que quiera atenderme sino de que me atienda?

Contribución de Isabel Hernández Negrin de Las Palmas de Gran Canaria, España

¿Recuerdas las veces que has tratado de cambiar algún hábito como dejar de fumar, comer menos, dejar de morderte las uñas, no enfadarte, etc? ¿Cuántos de ellos has logrado cambiar? Puede que alguno, como no.

La mayoría de las veces cuando no logramos algo es a causa de una formulación errónea. Un amigo decía que tenía mal emplazada la imagen de lo que quería. Veamos si soy capaz de explicarme.

Cuando quiero lograr algo puedo simplemente pensar en ello, intentarlo, anhelarlo… A ese planteamiento le falta algo, pues esto se queda en una idea en la cabeza, y muchas veces, las ideas no son suficientes para llegar a la acción. Sabemos que la idea es buena, que sería estupendo lograrlo… pero no pasa nada. La pereza, la inercia, siempre vence a la idea que pretende ir contra los hábitos.

Si realmente necesitamos lograr algo, será necesario bajar de la cabeza, pasar por el corazón y bajar a la acción, sin darle a la cabeza la más mínima oportunidad de resistirse.

Pasar de pensar a hacer, sin piedad, sin excusas. Dejar de escuchar los argumentos de la pereza y el hábito y hacer lo que me parece que es bueno. Mientras alimentes sólo la idea, esta será débil. Alimenta tu convencimiento y ponte a la acción.

Así pues, cuando entiendo que atender a mí mismo es bueno, que me conviene, debo estar emocionalmente convencido (estar motivado por mí mismo) y pasarle esa fuerza a la acción y prestarme atención. No necesito pensar e intentar atender. Sólo necesito hacerlo aquí y ahora, ya mismo.

Si no es ese el problema, quizás no sepas cómo proceder. Te diré, no pienses y atiende. No juzgues y atiende a lo que quiera que hagas. No te justifiques y atiende a lo que tienes entre manos. Si estás leyendo esto, date cuenta de que lees, siente tu cuerpo mientras lees, sin pensar en nada. Si estas lavando un pimiento préstale toda tu atención a su tacto, al agua, sin pensar en nada mas, Hazlo, hazlo y hazlo! No lo pienses más, no lo intentes, solo hazlo.

 

A %d blogueros les gusta esto: