fbpx

¿La BONDAD no se encuentra en la MORAL sino en la ARMONIA de la PAZ?

Contribución de Isabel Hernández Negrin de Las Palmas de Gran Canaria, España

Hablando rápido, lo moral es lo que la sociedad nos ha enseñado que es aceptable hacer. ¿Acaso no nos han dicho que hay que ser bueno? ¿Acaso no nos han recriminado alguna vez que hemos actuado de forma egoísta o agresiva?

¿Actuamos a veces en función de lo que es aceptable socialmente? Es habitual que prefiramos ser tenidos por “buena gente”.  Sin embargo ¿es esa conducta –guiada por la moral- originada en la paz interior? No necesariamente. Muchas veces podemos decir que tiene su origen en la conveniencia, en la educación, en la tradición o las creencias. Eso es algo independiente de mi propio estado. Se trata de influencias externas que moldean mi conducta.

¿La paz interior se origina en factores externos? ¿Puede depender de factores externos?  Sin duda que muchas veces se confunde si fue antes el huevo o la gallina, pero eso es solo porque no nos observamos lo suficiente. Si nos observamos lo tendremos claro.

¿Cuándo alguien se mueve defensivamente, se ofende con facilidad, es sensible a las opiniones de otros, se enfada ante las frustraciones, etc, puede haber armonía o paz en su interior?  Más bien, no.

¿Cuándo mis estados son independientes de opiniones, creencias o éxitos o fracasos, puede haber paz en mi corazón?  Es muy probable.

¿No será que si estoy en paz conmigo a la vez puedo expresar bondad, porque no me siento amenazado por nada o nadie? ¿No será que si estoy en paz conmigo, las conductas de los demás me resultan comprensibles y no censurables a priori?

Busca dentro de ti cómo es la cosa contigo. A veces nos decimos “buenos”  y lo que pretendemos es no buscarnos problemas con los demás, amén  de otros motivos. Sin embargo, es saludable darnos cuenta del origen de nuestra conducta.

No te creas lo que leas aquí. Compruébalo. Obsérvalo en ti.