fbpx

#Preguntas para #autobservarme y #aprender de mí.

¿La autobservación genera conciencia de mí y de los demás?

Comentario de José Parés Pérez. Concepción, Chile

Ponernos a nosotros mismos en el foco de nuestra atención es algo que no siempre practicamos con la motivación adecuada. Es muy frecuente que en ello, en el autobservarnos, busquemos lograr dar la imagen que deseamos dar. Otras veces nos autobservamos con vergüenza o rebeldía dependiendo de lo que sentimos respecto de nosotros mismos. La admiración de nuestro físico es casi siempre el alimento de nuestra autoestima.

Sin embargo, eso es siempre una autobservación de nuestro exterior solamente y que puede ser adecuado y necesario en frecuentes circunstancias. Entonces queda en pie la pregunta de cómo somos en nuestro interior. Cuales son las características más sobresalientes de nuestro carácter, de nuestro cuerpo psicológico, de nuestras reacciones frente a la realidad de la vida.

Ponernos atención tiene un muy importante componente en observar nuestras formas de reaccionar ante la realidad que vivimos. Observar con atención es ser consciente de lo que estamos observando.

Nuestro bienestar depende fundamentalmente de cómo reaccionamos interiormente frente a la realidad que nos toca vivir. Somos muchísimo más que nuestro aspecto físico. Somos lo que sentimos y cómo vivimos nuestros sentimientos, nuestras reacciones frente a la realidad de la vida. De ello depende nuestro bienestar.

Por lo tanto, si queremos, como es natural, tener una vida en armonía y paz, no tenemos otro camino que observarnos y descubrir qué es lo que nos saca de nuestro sosiego y de nuestras fraternales relaciones con los que nos encontramos. La autobservación genera la consciencia de mí y de los demás al tomar contacto conmigo. Nos damos cuenta de nuestro comportamiento y de cómo afectamos a los que nos rodean; primer paso para nuestro bienestar y racionalidad de nuestras relaciones.