fbpx

¿Estar consciente es ESTUDIARSE A SI MISMO?

#Preguntas para #autobservarme y #aprender de mí.

Comentario de Isabel Hernández Negrín España

Conócete a ti mismo” era el aforismo inscrito en el pronaos del templo de Apolo en Delfos, Grecia. Hace mucho tiempo de eso.

Es un criterio que se consideró de lo más necesario para la formación y la sabiduría de las personas. Más tarde esto queda olvidado y sustituido por algo más sencillo cómo seguir lo que dicen otros. Siempre es más fácil, lleva menos esfuerzo y uno es más aceptado por el grupo que cuando uno es un rarito que se interesa por su propio conocimiento.

¿Eso para qué sirve? ¿Para qué sirve conocerse? Y sobre todo ¿cómo empiezo?

Para conocer cualquier cosa seguro que estás de acuerdo que hay que prestarle mucha atención, abrir bien los ojos, los oídos y sobre todo el oído interior para observar lo que sucede dentro de esa casa que es nuestro cuerpo con todo su movimiento interior.

Sin esta atención regular e intencionada sobre mí no hay manera de ser consciente de lo que me mueve, de mis creencias, impulsos, reacciones…

Sólo con darme cuanta estoy dando un paso enorme para habitar mi vida y no vivir como zombi, sino consciente y libre del peso de todo tipo de sombras del pasado.

Tomate a ti mismo como un libro interesante que vale la pena leer disfrutándolo. Estudia ese libro. Es el primero que necesitaríamos estudiar en nuestra vida. Pero nunca es tarde!

#Preguntas para #autobservarme y #aprender de mí.

Comentario de Isabel Hernández Negrín España