fbpx

Preguntas para autobservarme y aprender de mí.

Contribución de Isabel Hernández Negrín de Las Palmas de Gran Canaria, España

Todos sabemos por experiencia propia que sufrir es sinónimo de sentir emociones desagradables. Seguro que es, además,  muy poco sano.

Podemos sufrimos dolor por un golpe que me di. Pero sufrimos más bien por el surgimiento de contradicciones en nuestro interior, que nos llenan de violencia.  ¿Has observado alguna vez de dónde surge?

¿Has sentido en tu interior que un pensamiento va contra un sentimiento? o ¿una emoción contra una idea?, ¿un impulso contra una creencia?, ¿una expectativa o un deseo contra una realidad? ¿un deseo contra una creencia o un ideal?

Y esa lucha ¿cómo te ha hecho sentir? ¿Bien?

Observa ahora, que muchas de las contradicciones nos pasan desapercibidas y lo único que sentimos es ese final de la película que puede ser tristeza, ira, culpa, decepción, frustración, vergüenza, baja estima, resentimiento, celos, envidia, etc.

Ya te estarás dando cuenta de que estos sentimientos y percepciones aparecen en nuestra vida sin darnos cuenta. Sufrimos por nuestra ignorancia sobre nosotros mismos y sufrimos las consecuencias, incluso en forma de enfermedades, pero también de una manera más invisible, como es la violencia, que se expresa de mil maneras.

Observa atentamente ese fenómeno es tu vida diaria.

Cada vez que sientas alguna emoción desagradable, observa qué contradicción la generó. Disfruta de la comprensión en ti de un origen del sufrimiento.

A %d blogueros les gusta esto: