fbpx

¿Cómo nos percibimos a nosotros mismos?

Contribución de Isabel Hernández Negrín de Las Palmas de Gran Canaria, España

Parece una pregunta algo absurda. Cualquiera sabe cómo se percibe, se podría responder. Pues, entonces te ruego que ahora mismo trates de responderla. ¿Cómo te percibes a ti mismo?

Yo también me lo estoy preguntando y se me ocurren un par de cosillas. Percibirnos a nosotros implica, primero, que hay un yo que es capaz de percibirse a sí mismo. Luego habrá algunos sensores a través de los que detectamos las sensaciones que adjudicamos a ese yo.

Empezando por lo segundo, yo diría que las sensaciones táctiles son lo primero que dan señales de una individualidad. Notamos las sensaciones sobre nuestra piel, que son muchas y variadas. Pero también tenemos sensaciones a través del resto de los sentidos y entonces decimos “yo siento…”.  Y esa creo que es la forma más sencilla de percibirnos y la más adecuada para no perderse lo que en uno sucede.  Atender a las sensaciones del cuerpo es la forma que preferimos para empezar a tomar contacto consciente con uno.

Además de esto, también podemos percibir procesos internos como el pensar, el sentir emociones, el sentir nuestros procesos más vegetativos y básicos del interior del cuerpo. Así somos capaces de sentir el latido, pero también una idea estupenda que acabo de tener, una actitud de rechazo hacia alguien, un impulso de buscar algo salado que comer, un enfado, una decepción, una alegría, un entusiasmo con un proyecto nuevo,  la tranquilidad de un momento de calma, etc.

Una cosa es sentir todo eso  y otra cosa es ser consciente de que estamos sintiendo eso. ¿Te parece que es lo mismo?  En el primer caso las sensaciones aparecen en nuestro radar cuando ya resultan suficientemente intensas. En el segundo caso, nosotros elegimos estar perceptivos, atentos a las sensaciones y así podemos saber que están ahí aunque sean suaves y hasta saber lo que significan.  Siendo conscientes de uno tenemos mucha más información sobre nosotros y por ello una radiografía mucho más precisa de lo que sucede en nuestro interior, tanto de lo agradable como de lo desagradable y podremos regular los conflictos que vivimos.

Conocer lo que percibimos es muy saludable, así que juega hoy un poco a darte cuenta de lo que sientes.  Buen día!