2013/01 Ejercicios sobre el Oído

Ejercicio:

“LO QUE OIGO”

Nos tumbamos con los ojos cerrados. Atendemos a todo lo que oímos. Escuchamos todos lo sonidos que llegan a nuestros oídos. El monitor debe ir guiando la actividad recordándoles cada pocos segundos “escuchamos tranquilamente todo lo que suena a nuestro alrededor”, “atiendo bien para descubrir cada vez mas sonidos”. Indicarles que si se distraen con algún pensamiento vean de qué se trata y lo dejen pasar como pasan las nubes y vuelvan a prestar atención a los sonidos.

Al final se les invita a comentar si escucharon sonidos que antes les habían pasado desapercibidos.

Ejercicio:

“Tipo de sonidos”

Elegimos elementos con diferentes sonidos: Por ejemplo: papel celofán, lentejas en una lata, agua en una botella, una cucharilla en un vaso de cristal, vainas de semillas que suenen, etc.

Objetivo: Atender a los sonidos. No buscamos que reconozcan los sonidos, sino que observen el sonido mismo.

Tumbados con los ojos cerrados y tras realizar un ejercicio de respiración para aquietarlos. Hacemos sonar diferentes objetos que hemos preparado previamente.

La actividad es guiada por el monitor diciendo algo así “escuchamos y atendemos como suena cada cosa”

Ejercicio:

“Escucha el silencio”

Es recomendable hacer esta actividad en el exterior, en un lugar donde realmente haya un ambiente silencioso. En un parque o similar.

Tumbados con los ojos cerrados. Hacemos un ejercicio de respiración y después les invitamos a sentir su cuerpo (nos detenemos aqui guiándoles a que sientan las partes de su cuerpo), a sentir la respiración (nos detenemos un poco y guiamos su atención a observar como entra y sale el aire por su nariz), y finalmente a escuchar el silencio.

Ejercicio:

“La orquesta”

Objetivo: Se trata de escuchar con atención y repetir tonos musicales.

Después de un breve ejercicio de respiración el monitor canta o toca 3 tonos musicales (ejemplo: DO, RE, MI) y ellos atienden a los sonidos. El monitor lo repite y luego los niños lo repiten. Vamos haciendo la secuencia de tonos cada vez mas larga.

Si alguien no lo capta bien, se le invita a prestar atención y a repetirlos correctamente.

Ejercicio:

“BUSCAMOS LA PAREJA”

Previamente se preparan  recipientes no transparentes con colocando en su interior cosas que suenen (lentejas, arroz, piedras, arena, etc.). Preparamos dos iguales de cada cosa. Colocar en el fondo una etiqueta con el nombre del contenido.

Mezclamos los recipientes. Los niños deben hacerlos sonar y observarlos bien para encontrar los que suenan igual. Deben atender a las diferencias entre los sonidos que producen.

Ejercicio:

“MARCO – POLO”

Se le tapan los ojos a un niño con un pañuelo. El resto del grupo se da las manos, no deben soltarse y se alejan del compañero.

El niño con los ojos tapados dice “MARCO” y el resto del grupo le responde “POLO”. El niño debe orientarse por el sonido y tratar de tocarlos. El niño que es tocado pasará a ser el que busca al grupo.

Ejercicio:

“MI CUERPO ES UN INSTRUMENTO MUSICAL”

Objetivo: sentir el efecto de los sonidos dentro del cuerpo.

Objetos: Campanilla de sonido muy agudo, tambor grave, un pito, etc.

Sentados en el suelo. Ojos cerrados.

Hacemos sonar las campanillas. Los niños deben sentir en su cuerpo el sonido, notar donde vibra su cuerpo con cada tipo de sonido.

Luego el monitor deberá emitir sonidos con los labios ligeramente cerrados desde los graves a los agudos manteniendo la duración de cada sonido por unos 5 segundo. Debe soltarse el aire lentamente.

Los niños deben imitar cada sonido y observar y prestar atención a la vibración de su cuerpo con cada sonido y encontrar donde vibra cada uno dentro de su cuerpo. Se puede hacer emitiendo el sonido de las vocales: A E I O U.