2011/09 El valor de la sonrisa

Voluntariado de Isabel Hernández Negrín y José Esteban Rojas

 Plan teórico practico de “promoción de la atención voluntaria al presente”

Centro socio sanitario del Pino. Planta 11.

Las Palmas de Gran Canarias- España

2011 Setiembre

Es importante aprender a sonreír con los ojos, con los labios, con el pensamiento y con las emociones. Es importante aprender a construir nuestra sonrisa, sintamos o no ganas de sonreír.

Sonreír es saludable. Sonreír nos da energía. Sonreír nos da vitalidad. Sonreír nos ayuda a relajar la ansiedad y las tensiones que acompañan a nuestros pensamientos. Sonreír modela de amabilidad nuestros pensamientos.

Sonreír hace la vida más fácil. Sonreír es contagioso. Afecta nuestra vida y la de aquello que nos rodea. Sonreír dulcifica lo que decimos. Sonreír impulsa a nuestros pensamientos y a nuestras acciones hacia la generosidad. Sonreír puede hacer sonreír a los demás. Sonreír es agradable. Sonreír regularmente en la vida diaria es ejercitar la alegría de vivir.

Sonreír hace bueno el esfuerzo que conlleva volver una y otra vez a atender, después de nuestras distracciones. Sonreír hace bueno lo que vivimos. Sonreír hace fácil aceptar la realidad que vivimos. Sonreír nos ayuda a dejar de resistirnos a los pensamientos que nos producen ansiedad y sufrimiento y con ello a relajar las tensiones que les acompañan.

Es importante aprender a vivir sonriente. La sonrisa es un bien poderoso. Es muy valioso y significativo practicarla. La sonrisa expresa y produce alegría.

Una vida atenta es una vida sonriente.